Skip to Content

¿Cuánto contaminan los autos híbridos?

¿Cuánto contaminan los autos híbridos?

¿Cuánto contaminan los autos híbridos? 

Los vehículos híbridos son una variación de los autos eléctricos y los tradicionales, de manera que sus emisiones de gases contaminantes a la atmósfera quedan reducidas. Pero… ¿hasta qué punto se reducen dichas emisiones?

Además, existen otros aspectos de estos vehículos que influyen en una reducción de la contaminación, ya que algunos de sus materiales son también menos contaminantes.


Contaminación de los autos híbridos durante la conducción

Los autos híbridos disponen de dos tipos de motor: un motor de combustión (nafta o diésel) y un motor eléctrico (que funciona por baterías), que los hace diferentes a los autos tradicionales. 

A la hora de circular, la combinación de ambos motores genera que la cantidad de gases contaminantes que emite el auto se reduzca, debido a que durante unos kilómetros el auto circula en modo eléctrico (por lo que la emisión de gases es cero) y también porque al realizarlo de forma combinada la cantidad de gases se reduce en aproximadamente un 20%.

Hay ciertos momentos de la circulación en los que este proceso tiene mayor notoriedad, por ejemplo, a la hora de arrancar el vehículo, ya que es una de las situaciones en las que más gases contaminantes emiten los autos. De forma que, si el auto es híbrido, arrancará con el motor eléctrico, lo que supone cero contaminación y, además, permite que el motor de combustible empiece a funcionar con menor dificultad reduciendo el nivel de CO2 que expulsa al exterior. 

En comparación directa con los autos de motor diésel, el nivel de contaminación es todavía menor ya que no emite óxido nitroso, uno de los gases más perjudiciales para la salud y que propicia la creación del smog (niebla contaminante) y el calentamiento global. 

Por tanto, un auto híbrido durante su circulación anual contamina entre un 20% y un 30% menos que un auto tradicional, teniendo una media de 18.000 kg de CO2 al año frente a los 30.000 kg de CO2 anual de un vehículo tradicional. 

Desde otro punto de vista, no solo contaminan los gases que se emiten de la combustión, sino que el desgaste de las ruedas o el proceso de frenado también producen otros gases y partículas contaminantes, por lo que la contaminación de CO2 es nula, aunque siguen emitiendo ciertos niveles de contaminación en otros ámbitos distintos al tipo de motor. 


Contaminación de los autos híbridos en el proceso de fabricación 

Durante la fabricación de las piezas de los autos híbridos, al igual que de cualquier otro auto, las plantas donde se crean producen gases contaminantes a la atmósfera, al obtener la energía eléctrica de combustibles no renovables. 

Por otro lado, la producción de las baterías de litio es un proceso contaminante, ya que para proceder a su extracción es necesario generar energía, la cual se extrae de combustibles fósiles, por lo que las emisiones de CO2 a la atmósfera se disparan. 

Tanto el níquel como el litio o el cobalto, que son los principales componentes de las baterías, tienen una complicada extracción, en donde la energía necesaria es mayor y se puede llegar a emitir hasta 200 toneladas de CO2 en su proceso de elaboración. 

Aunque es cierto que cada año dichas emisiones se ven reducidas debido a las mejoras de las plantas de fabricación y el compromiso medioambiental de las empresas. 


¿Las piezas de los autos híbridos son reciclables? 

Las piezas que componen la carrocería de los autos, tanto híbridos como tradicionales, son reciclables y reutilizables hasta en un 90%. 

En el proceso de reciclaje o reutilización es donde se valora si las piezas pueden producir contaminación a la atmósfera. En caso afirmativo, la pieza será destruida, y en caso negativo, se realizarán diferentes procesos para que esa pieza no pierda vida útil. 

En algunos casos las piezas pueden ser reutilizadas por otros conductores particulares que necesiten un recambio para su vehículo híbrido, otras veces se reciclan para la producción de otros objetos, y en otras ocasiones también pueden usarse para producir energía. 

Por otro lado, la gran preocupación de los autos híbridos son el reciclaje de sus baterías, ya que éstas pueden llegar a ser muy contaminantes si no son correctamente tratadas. 

Por ello, la mayoría de las marcas de autos híbridos se responsabilizan del proceso de reciclaje de las baterías, independientemente del motivo por el que ya no sirven en un auto híbrido. Se encargan de desmontarlas y separar los elementos para enviar cada uno a la planta de reciclaje correspondiente. 

En algunos casos se están creando programas de reutilización de baterías, ya que, aunque no sirvan para el kilometraje en vehículos, pueden ser reutilizadas para acumular energía en un hogar.

Es decir, es posible establecer que la contaminación que emiten los autos híbridos a la atmósfera es menor en cuanto a la circulación y en términos de CO2. En relación con el proceso de fabricación, el nivel de contaminación es similar al de los autos convencionales, sobre todo porque las piezas de los vehículos suelen ser las mismas, independientemente de su motor.  Por último, todos los autos pueden ser reciclados y/o reutilizados en su totalidad o por partes y las baterías de los autos híbridos pueden ser recicladas o reutilizadas para aumentar su vida útil. 


Si querés conocer las diferencias de un auto híbrido con respecto a autos de otras épocas y venideras, podés consultar nuestra infografía sobre el auto del futuro.

 

Back to top