Skip to Content

¿Cómo funcionan los autos eléctricos?

¿Cómo funcionan los autos híbridos?

¿Cómo funcionan los autos eléctricos? 

En la actualidad es habitual oír hablar de los autos eléctricos, pero ¿sabemos realmente qué es un auto eléctrico?

Un auto eléctrico es aquel que consigue el movimiento por el uso de uno o más motores eléctricos. Es decir, no emplea motores de combustión interna quemando combustible de gasolina o diésel, sino que es impulsado por la energía eléctrica que se almacena en sus baterías recargables, la cual se transforma en energía cinética

De esta forma se convierte en un vehículo de contaminación CERO, ya que no desprende gases a la atmósfera durante su circulación. 


Elementos que componen un auto eléctrico 

Los autos eléctricos cuentan con una caja interna diferente a la de los vehículos tradicionales, ya que no usan combustible. Las partes internas de un auto eléctrico son: 

  • Motor: pueden contar con más de un motor, y pueden ser de corriente continua (el flujo eléctrico va en un solo sentido) o alterna (el flujo eléctrico va en los dos sentidos). Además de emitir, el motor también recupera energía. 
  • Baterías: las más avanzadas actualmente son las baterías de iones de litio, que están conectadas directamente al cargador para almacenar la energía en forma de corriente continua. Todo el auto funciona consumiendo la energía de estas baterías. Suelen estar colocadas en el centro del vehículo. En algunos casos, cuando el auto tiene un motor de corriente alterna, deben estar conectadas a un inversor que transforma la energía. Las baterías serían el combustible, en comparación a los autos tradicionales, y pueden existir baterías auxiliares a modo de “reserva” por si la batería principal se queda sin energía. 
  • Cargador: mediante esta parte del vehículo se consigue electricidad de la red y la transforma en corriente continua para cargar las baterías del auto, de modo que almacene la electricidad. 
  • Toma de carga:  es la parte por la que se conecta el auto a la red. 
  • Transformadores: es la parte del vehículo encargada de transformar la corriente alterna que proviene de la red en corriente continua, que es la que se almacena en las baterías del auto. Se encarga de transformar el amperaje y la tensión de carga de la red a la del auto. También refrigera el auto evitando explosiones. 
  • Inversores: parte del auto que se ocupa de transformar de nuevo la corriente continua en alterna, bien para recuperarla o para cargar los autos de motor de corriente alterna. 
  • Controladores: como su nombre indica, son los encargados de controlar que el vehículo funcione correctamente tanto en parámetros de eficiencia como de seguridad. Se encargan de la regulación de la energía que recibe el motor durante su funcionamiento o durante el proceso de carga. 


Cómo se puede cargar un auto eléctrico 

Los autos eléctricos disponen de un puerto para la carga normalmente en la zona trasera y, en algunas ocasiones, pueden tener dos: uno para la carga normal y otro para la carga rápida. 

Para cargar el vehículo debemos conocer que existen dos puntos diferenciados de carga: 

  • Carga vinculada: este tipo de fuente de energía es la que se encuentra en nuestra casa, garaje o lugar de trabajo. Es la fuente de energía más común para nuestro vehículo.  
  • Carga de oportunidad: en este caso la fuente de energía es de origen público, se encuentran en diferentes puntos de la ciudad y suelen ser llamados electrolineras. 
  • En función del punto de carga que utilicemos podemos distinguir tres modos de carga en nuestro auto eléctrico: 
  • Carga normal: el auto queda conectado a un enchufe tradicional con una caja de control. Suele realizarse en puntos de carga vinculada, aunque también puede realizarse en un punto de carga de oportunidad, pero es menos frecuente. 
  • Carga semirápida: debe realizarse en puntos de carga dedicados, ya que se necesitan medidas de control. 
  • Carga rápida: en este caso solo se puede realizar la carga en zonas de oportunidad, ya que en los hogares no existen los conectores necesarios para su ejecución. Suele ser una corriente continua de unos 125A. Este tipo de carga tiene una duración de 15 minutos para media carga y de aproximadamente 30 minutos para una carga completa. 

Se recomienda que la carga se realice por la noche, sobre todo si la carga se emite en un punto de carga vinculada, ya que el gasto energético es menor, tanto en la demanda como en el precio. 

Aunque hoy en día solo existe este medio de carga para los vehículos eléctricos, se están desarrollando investigaciones para que en un futuro puedan recargarse por inducción o incluso en marcha mediante la función de inducción electromagnética de forma automática. 


Curiosidades de los autos eléctricos 

Los autos eléctricos no son una revolución del siglo XXI, sino que de manera inversa existen desde años antes que aparecieran los vehículos de combustible

Años después nacieron los primeros prototipos, pero debido a las limitaciones tecnológicas que tenían, no consiguieron desarrollar un auto eléctrico estable, ya que la autonomía era de apenas 80 km de distancia y alcanzaban una velocidad máxima de 30 – 35 km/h.

Por tanto, su uso quedó reservado para las clases altas y para moverse en entornos del casco urbano, desapareciendo la industria del automóvil eléctrico cerca de los años 1930. 

También se conoce que el inicio de este tipo de vehículos surgió en torno a la Segunda Guerra Mundial, ante la falta de combustible necesario para el transporte. 


¿Serán los autos eléctricos el medio de transporte de nuestro futuro? En nuestra infografía hemos intentado desarrollar nuestro propio boceto del auto del futuro.

Back to top