Skip to Content

Recomendaciones para Viajar Seguros

Recomendaciones para viajar seguros

Llegada una nueva Semana Santa, cuando el movimiento turístico suele incrementarse en las principales rutas, es importante tener en cuenta los recaudos básicos en los vehículos para resguardar la seguridad de los conductores y sus acompañantes.


En primer lugar, se torna imprescindible verificar el motor y el nivel de los fluidos. Es aconsejable colocar líquido refrigerante al agua del radiador, completar el nivel del lavaparabrisas y verificar el nivel y la cantidad de kilómetros del aceite del motor, supliéndolo en caso de ser necesario. El líquido hidráulico, al igual que el líquido de frenos, deben estar en el nivel máximo y se recomienda siempre llevar en el baúl una carga adicional por una eventual pérdida. En cuanto a los filtros, se debe seguir el plan de mantenimiento recomendado por el fabricante del vehículo. Hay que tener en cuenta que cada vez que se reemplace el aceite del motor, se debe sustituir su filtro correspondiente.


Por otra parte, los neumáticos son fundamentales en la movilidad del vehículo y en la seguridad de sus ocupantes, ya que son el punto de contacto con el suelo. Por esta razón, hay que comprobar si el dibujo presenta la profundidad suficiente (1,6mm) para que tenga la adherencia necesaria en diferentes superficies. Además se debe verificar el estado del caucho -fíjese que no esté cortado ni cuarteado - y colocar la presión que sugiere el fabricante de su automóvil, sin omitir las verificaciones oportunas en la rueda de auxilio.


Asimismo, se deberán chequear los elementos mecánicos como el estado de la suspensión, sus anclajes, amortiguadores y el sistema de frenos. En cuanto a la iluminación, es importante revisar el correcto funcionamiento de las luces altas, bajas, direccionales, de posición y la baliza. Es recomendable limpiarlas en forma permanente durante el viaje en zonas de arena, tierra y nieve. A su vez, la adecuada alineación y balanceo del vehículo también es importante para una conducción segura, evitando vicios y desgastes prematuros. Las escobillas, tanto del limpiaparabrisas como la de la luneta (en caso de tener), deben estar en perfecto estado.

En el caso del equipaje, se debe tomar la precaución de que el peso sea distribuido correcta y equitativamente, de manera de no alterar demasiado el centro de gravedad.


Documentación necesaria para circular:

  • Registro de conducir vigente.
  • Documento Nacional de Identidad o Cédula de Identidad.
  • Cédula verde del auto.
  • Cédula azul, si conduce un vehículo que no es de su propiedad y la cédula verde se encuentra vencida.
  • Seguro del vehículo.
  • Última patente paga.
  • Verificación Técnica Vehicular o revisión técnica sólo en el caso en que el vehículo esté radicado en una jurisdicción que lo exija.
  • Cédula amarilla en caso de vehículos equipados con GNC.



Equipamiento de seguridad para circular:

  • Juego de dos balizas reflectivas triangulares de color rojo. En caso de detención forzada, deben ubicarse detrás del vehículo a 75 metros y la segunda a 150 metros. También pueden ponerse: una a 75 metros por delante del auto y la otra por detrás.
  • Extintor de un kilogramo para los automóviles. Debe estar al alcance del conductor dentro del habitáculo y sujeto a un soporte metálico. Su contenido debe ser recargado una vez por año.


Opcionales (no exigidos por la Ley Nacional de Tránsito)

  • Botiquín de primeros auxilios.
  • Chaleco amarillo reflectivo, aunque sí es recomendable tenerlo en la guantera para que cuando exista un inconveniente que debamos descender del vehículo, lo hagamos con un elemento que nos de la seguridad de ser vistos por el resto de los conductores.


Fuente: CESVI

Back to top